¿Comer por ansiedad? Síntomas, causas y claves para superarlo

Debido a que existe una estrecha relación entre la alimentación y nuestras emociones, es posible llegar a comer por ansiedad. Este trastorno se manifiesta como la necesidad incontrolable de comer, usualmente alimentos poco saludables, como una forma de experimentar sensaciones de placer y bienestar gracias a la comida.

Este comportamiento suele relacionarse con la necesidad de satisfacer carencias emocionales, por ejemplo, relacionadas a estados de ánimo como el estrés, la ansiedad o la tristeza. Por supuesto, existen formas de controlar la ansiedad por comer y desarrollar una relación más saludable con los alimentos.

Síntomas de la ansiedad por comer

Hay señales de alerta que pueden indicar si una persona está comiendo por ansiedad, entre estas se encuentran síntomas como:

  • Deseo urgente por comer, incluso cuando realmente no se tiene apetito.
  • Ingesta excesiva de alimentos poco saludables (ricos en hidratos de carbonos simples, grasas saturadas y grasas trans).
  • Sentir culpa luego de estos atracones de comida no nutritiva.
  • Premiarse con golosinas cuando haces algo bien, justificando la acción con frases como “me lo merezco”.
  • Dolor de estomago por ansiedad.

¿Por qué comemos por ansiedad?

no comas por ansiedad por comerComer por ansiedad es un mecanismo utilizado de forma errónea para afrontar emociones negativas. A nivel físico, nuestras emociones alteran los niveles de hormonas como la serotonina y el cortisol, esta última es responsable de incrementar el apetito, en especial el deseo de consumir alimentos reconfortantes, como pueden serlo aquellos ricos en grasas y azúcares.

Sumado a lo anterior, este tipo de alimentos de escaso valor nutricional estimulan la secreción de sustancias como dopamina y serotonina, las cuales producen una sensación inmediata de bienestar y placer. En este caso, comer por ansiedad funciona bajo un mecanismo similar al de las drogas, surgiendo así el concepto de adicción a la comida.

Claves para superar la ansiedad por comer

¿Tienes síntomas de ansiedad por comer? El problema puede controlarse de manera eficiente, aunque puede llegar a ser necesaria la intervención de un profesional de la salud mental. Estas son algunas recomendaciones que puedes seguir si detectas que te encuentras en un ciclo de comer por ansiedad:

  • Identifica las emociones que desencadenan la ansiedad por la comida. Es habitual que el deseo de comer sea propiciado por estrés, soledad, tristeza, ansiedad, incluso aburrimiento.
  • Explora  alternativas que te permitan canalizar el impulso por comer, como técnicas de respiración y relajación, la meditación o el yoga, incluso, dar un paseo o leer un libro son actividades que pueden despejar tu mente.
  • Si no logras controlar la ansiedad por comer y sientes que comienza a afectar tu vida significativamente, es importante buscar atención profesional. Un terapeuta puede ayudarte con el manejo de las emociones y a superar  esta situación.

¿Cuándo solicitar ayuda profesional?

Si comer por ansiedad se ha convertido en un problema que afecta tu salud y calidad de vida, es momento de solicitar ayuda profesional. El equipo de EMDR Psicólogos puede ayudarte a tratar la ansiedad por la comida, desarrollando habilidades útiles para gestionar correctamente las respuestas emocionales negativas.

Para tratar la ansiedad por comer se utiliza la terapia EMDR, un método de psicoterapia que ayuda a las personas a recuperarse de traumas y experiencias negativas, a través de la desensibilización de las respuestas emocionales negativas asociadas a dichos recuerdos.

Agenda una cita con nuestros especialistas en terapia EMDR y te acompañaremos en el proceso de mejorar tu relación emocional con la comida.

Nuestra terapia EMDR para combatir tu ansiedad

👀También te puede interesar:

Saber más sobre EMDR Psicólogos

patricia varas

Patricia Varas

Psicóloga

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.