Ejemplos para desarrollar una buena conducta asertiva

Expresar nuestras ideas y sentimientos puede parecer simple, sin embargo, comunicar ciertos mensajes puede resultar todo un desafío. La asertividad se presenta como una herramienta invaluable en estas situaciones sociales. En las líneas siguientes, exploraremos qué implica la asertividad, cómo aplicar una conducta asertiva en tu vida cotidiana y ofreceremos ejemplos ilustrativos para comprender mejor su uso.

Qué es la asertividad: explicado muy fácil

La esencia de la asertividad se basa en el respeto mutuo de los derechos individuales, donde se consideran tanto los de uno mismo como los de los demás.

Este enfoque NO busca imponerse ni alcanzar objetivos a toda costa, sino más bien comunicar de manera clara y directa lo que se desea, siempre teniendo presente la posibilidad de discrepancia por parte del otro.

Hacemos hincapié en este punto porque al trabajar la asertividad, a menudo nuestros pacientes pueden malinterpretar las técnicas como herramientas para alcanzar exclusivamente sus propios objetivos en las interacciones con los demás. Sin embargo, es importante subrayar que el propósito no radica en imponer nuestras opiniones o deseos, sino más bien en expresarlos respetuosamente, reconociendo que las perspectivas y deseos de los demás pueden ser similares, diferentes o incluso opuestas a los nuestros.

¿Cómo se percibe a una persona con conducta asertiva?

Una persona asertiva:

  1. No busca imponer sus propias ideas y creencias.
  2. Escucha activamente las opiniones y razones de los demás.
  3. Se siente en el derecho de no estar de acuerdo y expresar su negativa de manera firme pero respetuosa.
  4. Mantiene una postura de respeto tanto hacia sí misma como hacia la otra persona en la conversación.

Las personas con comportamiento asertivo:

  1. Mantienen una atención equilibrada tanto en sus propias necesidades como en las de los demás, sin permitir que los demás dicten sus acciones.
  2. Poseen una autoestima sólida.
  3. Demuestran habilidades de liderazgo al fomentar el éxito conjunto en lugar de buscar el dominio sobre los demás.
  4. Actúan como motivadores, evitando la manipulación o el control sobre los demás.
  5. Toman decisiones de forma independiente y asumen la responsabilidad de las consecuencias.
  6. Tienen confianza tanto en sí mismos como en los demás.
  7. Defienden sus propias ideas sin menospreciar las de los demás.
  8. Buscan alcanzar compromisos constructivos basados en el respeto mutuo.
  9. Comunican sus pensamientos y sentimientos de manera clara y respetuosa, lo cual es esencial para el desarrollo personal.

Estilos comunicativos o estilos de conducta

persona con buena conducta asertivaLos seres humanos, siendo seres sociales, dependemos de la interacción con otros en nuestra vida diaria, ya sea con extraños, conocidos, colegas, amigos o familiares, y estas interacciones pueden tener una variedad de propósitos, como el trabajo, la amistad o la salud.

A menudo, nos encontramos con personas cuyas opiniones y perspectivas no coinciden con las nuestras, lo que puede generar situaciones estresantes donde diferentes puntos de vista deben confrontarse. La forma en que manejamos estas confrontaciones influye significativamente en su resultado.

Existen tres estilos principales de comunicación:

  1. Estilo pasivo:

    • Personas que no defienden sus propios intereses ni expresan sus verdaderos sentimientos.
    • Suelen creer que los demás tienen más derechos que ellos mismos, evitando así expresar desacuerdos.
    • Por temor a la crítica o por el deseo de ser aceptados, renuncian a ser auténticos, lo que puede generar frustración y sentimientos de inferioridad.
  2. Estilo agresivo:

    • Carecen de consideración por los sentimientos de los demás.
    • Se caracterizan por acusar, pelear, amenazar, agredir o insultar, invalidando así los sentimientos de los demás.
    • A menudo, este estilo de comunicación refleja una actitud defensiva, motivada por el miedo a ser dañado o el deseo de imponer sus propias ideas.
  3. Estilo asertivo:

    • Logran sus objetivos sin perjudicar a los demás.
    • Se respetan a sí mismos y a quienes los rodean.
    • Utilizan verbalizaciones positivas y validan los sentimientos de sus interlocutores.
    • Expresan sus pensamientos y opiniones de manera franca y sincera, en el momento y lugar apropiados.
    • Actúan con autenticidad, confiados en sus creencias y capaces de tomar decisiones.

Ejemplo como actuaría cada estilo de conducta:

Situación 1:

Vas en coche con un amigo que conduce de forma temeraria, excediendo los límites de velocidad y realizando maniobras peligrosas.

CONDUCTA PASIVA: Permaneces en silencio y te agarras con fuerza al asiento, sintiéndote incómodo pero sin decir nada para no molestar a tu amigo.

CONDUCTA AGRESIVA: Gritas y regañas a tu amigo, diciéndole que es un imprudente y poniendo en peligro la vida de ambos.

CONDUCTA ASERTIVA: Calmada y respetuosamente, le pides a tu amigo que reduzca la velocidad y conduzca de manera más segura, explicándole tus preocupaciones por la seguridad de ambos.

Situación 2:

Estás en una reunión de trabajo y un compañero de equipo se atribuye todo el mérito de un proyecto en el que tú también has trabajado arduamente.

CONDUCTA PASIVA: Te quedas callado y dejas que tu compañero se lleve el crédito, sintiéndote resentido pero sin decir nada al respecto.

CONDUCTA AGRESIVA: Intervienes de inmediato, acusando a tu compañero de robar tus ideas y exigiendo que se le reconozca tu contribución.

CONDUCTA ASERTIVA: Después de la reunión, te acercas a tu compañero y le haces saber que aprecias su reconocimiento, pero también mencionas tu participación en el proyecto y cómo contribuiste al éxito del mismo.

Situación 3:

Organizas una salida con amigos al cine y uno de ellos llega tarde, perdiéndose parte de la película.

CONDUCTA PASIVA: Te sientes molesto, pero no mencionas nada al respecto y continúas viendo la película sin expresar tu frustración.

CONDUCTA AGRESIVA: Lanzas comentarios sarcásticos y reproches al amigo por su falta de puntualidad, arruinando así el ambiente de la salida.

CONDUCTA ASERTIVA: Después de la película, en privado, le comentas a tu amigo cómo te sentiste cuando llegó tarde y sugieres que la próxima vez intenten ser más puntuales para disfrutar completamente de la experiencia juntos.

Cómo mejorar la sertividad con ejemplos

ejemplo de conducta asertiva¿Cómo mejorar la asertividad? Te presentamos cinco situaciones diferentes y cómo afrontarlas. Así verás algunos ejemplos de comportamiento asertivo:

  1. En el trabajo:

    • Ejemplo de falta de asertividad: “No estoy de acuerdo con esta estrategia, pero como siempre, haré lo que me pidan”.
    • Ejemplo de respuesta asertiva: “Comprendo el enfoque propuesto, sin embargo, creo que podríamos explorar otras alternativas que consideren mis preocupaciones”.
  2. En una reunión familiar:

    • Ejemplo de falta de asertividad: “Siempre tengo que hacer lo que quieren los demás, nunca puedo expresar mis propias preferencias”.
    • Ejemplo de respuesta asertiva: “Entiendo que prefieran esa opción, pero en esta ocasión me gustaría proponer algo diferente que también me interesa”.
  3. Al recibir críticas:

    • Ejemplo de falta de asertividad: “No deberías juzgarme así, siempre estás buscando errores en lo que hago”.
    • Ejemplo de respuesta asertiva: “Aprecio tu retroalimentación, aunque puede que tengamos puntos de vista diferentes, consideraré tus comentarios para mejorar en el futuro”.
  4. En una discusión con un amigo:

    • Ejemplo de falta de asertividad: “No quiero discutir contigo, tienes razón en todo”.
    • Ejemplo de respuesta asertiva: “Entiendo tu punto de vista, pero también tengo el mío y me gustaría que ambos lo consideráramos para encontrar una solución que nos satisfaga a ambos”.
  5. Al negociar en una situación laboral:

    • Ejemplo de falta de asertividad: “Aceptaré las condiciones del contrato aunque no me parezcan justas, no quiero causar problemas”.
    • Ejemplo de respuesta asertiva: “Agradezco la oferta, pero me gustaría discutir algunos aspectos del contrato que considero importantes para ambas partes antes de llegar a un acuerdo final”.

Estos ejemplos ilustran cómo la comunicación asertiva puede aplicarse en diversas áreas de la vida para expresar de manera clara y respetuosa nuestras necesidades, opiniones y deseos, contribuyendo así a relaciones más saludables y satisfactorias. Si experimentas dificultades en este aspecto, buscar la ayuda de un profesional, como un psicólogo, puede ser beneficioso para mejorar tus habilidades de comunicación y relaciones interpersonales.

Cómo te podemos ayudar a tener una buena conducta asertiva

Desde EMDR Psicólogos tenemos buenos profesionales capacitados para ayudarte a que adoptes esta conducta correctamente.

  1. Evaluación y diagnóstico: En primer lugar, te realizaremos una evaluación exhaustiva de tu situación personal y tus habilidades de comunicación. Esto puede incluir cuestionarios y observaciones para comprender tus patrones de comportamiento y los desafíos específicos que enfrentas en tus interacciones sociales.

  2. Educación y conciencia: Una vez que se comprenden tus necesidades y metas, tu psicóloga te proporcionará información y educación sobre qué es la conducta asertiva y por qué es importante para tu bienestar emocional. Esto te ayudará a comprender mejor tus propios comportamientos y a identificar áreas de mejora.

  3. Entrenamiento y habilidades: A través de técnicas terapéuticas como el entrenamiento en habilidades sociales y la terapia cognitivo-conductual, el psicólogo te enseñará estrategias prácticas para desarrollar una comunicación asertiva. Esto puede implicar aprender a expresar tus opiniones de manera clara, manejar el conflicto de manera constructiva y establecer límites saludables en tus relaciones.

  4. Práctica y refuerzo: Durante las sesiones de terapia, tendrás la oportunidad de practicar estas nuevas habilidades en un entorno seguro y de recibir retroalimentación y apoyo continuo por parte de la psicóloga. A medida que ganas confianza en tus habilidades, podrás aplicarlas en situaciones del mundo real y observar cómo mejoran tus interacciones sociales y tu bienestar general.

Conclusión

Desarrollar una conducta asertiva puede ser un proceso desafiante, pero con la orientación adecuada y el compromiso personal, es totalmente posible. En nuestra clínica de psicología, estamos aquí para ayudarte a cultivar estas habilidades vitales que te permitirán comunicarte de manera más efectiva, establecer relaciones más saludables y vivir una vida más plena y satisfactoria.

Te ayudamos a ser más asertivo

👀También te puede interesar:

Saber más sobre EMDR Psicólogos

patricia varas

Patricia Varas

Psicóloga

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.