Qué es el pensamiento divergente y cómo desarrollarlo

¿Nunca te has preguntado en qué se diferencia esa gente que tiene la maravillosa capacidad de pensar en alternativas totalmente novedosas y que jamás se nos hubieran ocurrido a nosotros? 

En este post te enseñaré qué es este pensamiento y como puedes desarrollarlo y ejercitarlo. Y además: ¡Un juego final!

¡Sigue leyendo y descúbrelo!👇

pensamiento convergenteEn nuestro día a día vivimos y nos movemos a través de rutinas y aprendizajes.

Estos se han creado a través de la repetición, permiten automatizar muchas tareas y actividades y nos ayudan en nuestro día a día a “liberar” gran parte de nuestro pensamiento, permitiéndonos dedicarlo a tareas que no conocemos o que requieren de soluciones alternativas que no hemos probado nunca.

El tipo de pensamiento que utilizamos generalmente y de forma mayoritaria en el día a día en esas rutinas que comentábamos es el denominado pensamiento convergente. Este pensamiento nos ayuda a solucionar problemas a través de la lógica, buscando entre todos los datos de los que disponemos para encontrar una solución. Encontrar una solución con este tipo de pensamiento se realiza a través de secuencias, es decir, estructurando el problema en pasos y secuencias temporales “antes” y “después”).

2) Pensamiento divergente

que es pensamiento divergenteSin embargo, en nuestro día a día también pueden darse una serie de situaciones que nos planteen retos y nos requieran acciones y soluciones nuevas, que se salen de nuestras estructuras de pensamiento. Esto es lo que denominamos pensamiento divergente.

El pensamiento divergente es la capacidad para crear múltiples alternativas creativas a un problema o situación.

Este, al contrario que en el pensamiento convergente, no es lineal, ni se basa en secuencias, sino que echa mano de la creatividad y la imaginación para ponerlo en marcha.

pensamiento divergente

Es un pensamiento muy común en los niños pequeños. Podemos encontrarlo especialmente desarrollado en los niños de entre 4 y 6 años.

Se ha visto que la capacidad para el pensamiento divergente en niños de esta edad es similar a la de un adulto con altas capacidades.

Sin embargo, si no trabajamos en este tipo de pensamiento, se va deteriorando. No solo la falta de entrenamiento hace que este se deteriore, sino que, la edad es otro factor que también influye en su disminución. En algunos estudios se muestra que en niños de 10 años se reduce la capacidad en un 60% en relación a las puntuaciones que obtuvieron cuando eran más pequeños.

El pensamiento divergente está muy relacionado con el pensamiento creativo. De hecho, lo que más caracteriza al pensamiento creativo es la capacidad para pensar de forma distinta y novedosa, es decir, justo lo que se pretende con el pensamiento divergente.

No obstante, el pensamiento divergente no solo se mide a través del número de alternativas novedosas que podemos generar. Esto es solo una de sus características, la fluidez.
Otras características que lo definen son la flexibilidad (la capacidad para cambiar de perspectiva y adoptar nuevos puntos de vista de un mismo problema), la originalidad de esas alternativas (cómo de novedosas son esas alternativas), la redefinición (capacidad para encontrar funciones y aplicaciones diferentes de las habituales), la penetración (capacidad de profundizar más, de ir más allá, y ver en el problema lo que otros no ven), la elaboración (capacidad para aportar detalles).

Como ves, el pensamiento divergente es un constructo complejo.

Y como tal, no podemos encontrarlo en una única parte del cerebro, de forma aislada. Tradicionalmente se ha pensado que la parte derecha del cerebro es la que se encarga de proceso más creativos, mientras que la parte izquierda, es la encargada de la lógica y procesos más estructurados. Sin embargo, esto no es del todo cierto. En el pensamiento divergente (y otros procesos) se ven implicados ambos hemisferios. En algunos estudios se pone de manifiesto que las personas más ingeniosas son las que tienen unas conexiones cerebrales entre los dos hemisferios más intensas.

3) Cómo desarrollar pensamiento divergente

desarrollar pensamientoEl pensamiento divergente, además de no ser el que usamos de forma predominante en nuestro día a día, tampoco se ejercita demasiado en las instituciones de aprendizaje.

En los colegios y escuelas no fomentan este tipo de pensamiento y limitan a estructurar y estandarizar el pensamiento de todos los alumnos.

Pero tranquilo, ya que en la escuela no se fomenta, ¡puedes trabajarlo por tu cuenta! ¡Aquí te traemos una propuesta para desarrollar tu pensamiento divergente: una scape room!

En general, una de las habilidades que se requieren en las scape room es este tipo de pensamiento, ya que tenemos que darle diferentes usos a las cosas de las que normalmente tiene, pensar muchas alternativas creativas, ser capaz de ver puntos de vista diferentes…

Por ello, ¡esta es una buena oportunidad para empezar a trabajarlo! ¡Adelante! ⬇

¿Has jugado ya a nuestro Scape Room? ¡Cuéntanos que te ha parecido en los comentarios!

¿Te ha gustado este artículo?

Pues no pierdas más tiempo y únete a nuestra Newsletter, está de lujo: cuando te inscribes a Psicocurioso aceptas nuestra Política de Privacidad. Pero ni te preocupes, ¡odiamos el spam tanto como tú!

    ¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

    ¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

    Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

    Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.